disfunción temporomandibular

Disfunción temporomandibular: síntomas, tratamientos y prevención

La disfunción temporomandibular (DTM) es una afección que afecta a las articulaciones temporomandibulares, que conectan la mandíbula con el cráneo. Esta condición puede causar una serie de síntomas incómodos y dolorosos que afectan a la calidad de vida de quienes la padecen. ¡Pero no te preocupes! En este artículo, exploramos en detalle sus síntomas, tratamientos y medidas de prevención. 

¡No te lo pierdas! 

 

¿Qué es la disfunción temporomandibular?

 

La DTM se refiere a una variedad de problemas que afectan a las articulaciones temporomandibulares, que conectan la mandíbula al cráneo y permiten el movimiento de la mandíbula. Esta puede involucrar dolor y dificultad para mover la mandíbula de manera adecuada, lo que afecta a las funciones básicas, como hablar, comer y masticar.

 

Síntomas comunes de la DTM

Los síntomas de la DTM pueden incluir dolor en la mandíbula, el rostro y la cabeza, chasquidos o bloqueos al abrir o cerrar la boca, rigidez en los músculos mandibulares, dolor al masticar y dolores de oído. Estos síntomas pueden ser intermitentes o persistentes y variar en intensidad.

Factores de riesgo y causas 

Varios factores pueden contribuir a la DTM, incluyendo el estrés, la maloclusión dental, el bruxismo (rechinar de dientes), lesiones traumáticas en la mandíbula o la articulación temporomandibular, artritis y otros trastornos articulares.

Tratamientos disponibles 

Los tratamientos para la DTM pueden incluir medidas conservadoras como terapia de calor o frío, fisioterapia, medicamentos para el dolor y relajantes musculares. En casos más graves, se pueden recomendar férulas de descarga para proteger los dientes del bruxismo, terapia cognitivo-conductual para abordar los factores psicológicos asociados y, en ocasiones, cirugía para reparar o reemplazar la articulación.

Prevención de la disfunción temporomandibular

Algunas medidas de prevención incluyen manejar el estrés con técnicas de relajación, mantener una buena higiene bucal, evitar el consumo excesivo de alimentos duros o pegajosos que puedan ejercer presión sobre la mandíbula y practicar ejercicios de relajación mandibular para reducir la tensión en los músculos.

Importancia de la evaluación profesional 

Es fundamental buscar la atención de un profesional de la salud dental si experimentas síntomas de DTM. Un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento individualizado pueden ayudar a manejar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

 

La disfunción temporomandibular puede ser una afección debilitante que afecta a la calidad de vida de quienes la padecen. Sin embargo, con la comprensión adecuada de los síntomas, tratamientos y medidas preventivas, es posible manejar eficazmente la DTM y mejorar la calidad de vida de los pacientes que la experimentan. ¿Estás sufriendo esta disfunción? ¡Pide ya tu cita y no sufras en silencio!

Search

+