erosión dental

Erosión dental: cómo proteger tus dientes del desgaste ácido

La erosión dental es un problema común pero a menudo subestimado que puede llevar al desgaste del esmalte dental y a la sensibilidad dental. Por ello, en este artículo exploramos en detalle este proceso, sus causas, síntomas y, lo más importante, cómo puedes proteger tus dientes del desgaste ácido para prevenir este problema. 

¡No te lo pierdas! 

 

¿Qué es la erosión dental?

 

La erosión dental es un proceso en el que el esmalte dental se desgasta gradualmente debido a la exposición repetida al ácido. Este ácido puede provenir de fuentes externas, como alimentos y bebidas ácidas, así como del ácido estomacal en casos de reflujo ácido. Con el tiempo, este desgaste puede debilitar los dientes y aumentar el riesgo de caries y sensibilidad dental.

Causas principales 

Sus principales causas incluyen el consumo frecuente de alimentos y bebidas ácidas, como cítricos, refrescos y zumos de frutas, que pueden desgastar el esmalte dental con el tiempo. El reflujo ácido, donde el ácido estomacal regresa al esófago y a la boca, también puede contribuir a la erosión dental. Además, el bruxismo, o el rechinar de dientes, y el uso excesivo de enjuagues bucales ácidos pueden desgastar el esmalte dental y aumentar el riesgo de erosión.

Síntomas comunes 

Los síntomas incluyen sensibilidad dental, especialmente a temperaturas extremas, decoloración de los dientes que puede aparecer como manchas amarillas, bordes desgastados o dientes agrietados, y una apariencia translúcida en los bordes de los dientes. Estos síntomas pueden variar en gravedad dependiendo del grado de erosión y la salud dental general del individuo.

Consejos para proteger tus dientes

Para proteger los dientes del desgaste ácido, es importante limitar el consumo de alimentos y bebidas ácidas, así como enjuagar la boca con agua después de consumirlos para ayudar a neutralizar los ácidos. El uso de pajitas al beber líquidos ácidos puede ayudar a reducir el contacto directo con los dientes. Mantener una buena higiene oral con un cepillado regular y el uso de hilo dental es fundamental, y utilizar productos dentales fortificados con flúor puede ayudar a fortalecer el esmalte y prevenir la erosión. También es importante mantener una visita regular al dentista para revisiones y limpiezas profesionales.

 

La erosión dental es un problema dental significativo que puede afectar a la salud y a la estética de tus dientes. Sin embargo, con la atención adecuada y algunas medidas preventivas, puedes proteger tus dientes del desgaste ácido y mantener una sonrisa saludable y bonita. ¡Pide ya tu cita y valoremos tu caso!

Search

+