maloclusión dental

Hablemos de la maloclusión dental

¿Crees que muerdes bien? ¿Has notado alguna anomalía en tu dentición cuando cierras la boca? Si tus piezas dentales no están correctamente alineadas o percibes ciertas irregularidades cuando contacta la arcada superior y la inferior en la oclusión, es probable que padezcas una maloclusión dental. Esta afección no solo afecta a tu estética bucal o facial, sino también a la funcionalidad de tu cavidad oral e, incluso, al sistema digestivo.

Dependiendo del tipo de maloclusión, nuestros dentistas en Getafe podrán proponerte diferentes tratamientos. Hoy vamos a ayudarte a conocer más sobre esta patología.

¿Qué es la maloclusión dental?

En Odontología, denominamos de esta manera a la irregularidad en el contacto y el encaje de la dentición del maxilar y la mandíbula, además de una incorrecta alineación de los dientes.

Tipos de maloclusión dental

Dependiendo de la colocación de las piezas dentales o el maxilar y la mandíbula, podemos distinguir:

  • Maloclusiones transversales: si el maxilar superior se estrecha excesivamente.
  • Maloclusiones verticales: si no existe contacto entre los incisivos superiores e inferiores o se solapan unos a otros.
  • Maloclusiones sagitales: si el molar inferior se encuentra más adelantado que el superior, produciendo una mordida invertida con los incisivos.

¿Por qué puede originarse una maloclusión?

Hay muchos factores que pueden influir directamente en el desarrollo de esta afección:

  • Genética.
  • Respiración oral.
  • Un fuerte traumatismo dental.
  • Diferencias notables entre el tamaño de la mandíbula y el maxilar o los dientes y su arcada.
  • Ausencia de pieza dentales.
  • Succión prolongada del pulgar o abuso del biberón o chupete durante la infancia.

Tratamiento para la maloclusión dental

Es muy importante detectar estos problemas en una edad temprana, puesto que el desarrollo óseo no se da por finalizado y el tratamiento suele ser más leve. Por ello, te recomendamos no olvidarte de llevar a tu hijo a sus revisiones periódicas con el dentista.

Una vez identificado el problema, el procedimiento más común suele ser la aparatología fija o removible, dependiendo de la gravedad de la maloclusión. En algunos casos, también es necesario extraer alguna pieza dental temporal para dejar espacio a los dientes definitivos que están por erupcionar.

Si el problema se diagnostica en adultos, podremos optar por ortodoncia, pero también podríamos necesitar una cirugía ortognática para recolocar la posición de la mandíbula.

En nuestra clínica dental en Getafe contamos con los medios y los profesionales necesarios para devolverte la sonrisa si padeces una maloclusión dental. ¡Pídenos información sin compromiso!

Search

+